martes, 21 de abril de 2015

Tres nuevos libros de Pere Ruiz



La Biblia en palíndromo. Si existen versiones de la Biblia en verso, como no se va a incorporar el palíndromo a la interpretación de los hechos narrados en este texto universal, a este libro, que junto con el Quijote, es el más editado y traducido.

El palíndromo, por sus especiales características, evidentemente, nos lleva a escribir el primer capítulo y el ultimo al mismo tiempo; en el caso de la Biblia, pues, se escribe palindrómicamente a la vez el Génesis y el Apocalípsis. El libro sigue un esquema capitular idéntico al del texto sagrado, con 22 capítulos de 11 versículos cada uno. Un total de 242 versículos que dan lugar a un solo palíndromo, de 50.005 letras.

Métrica simétrica. Es producto de la lectura inversa de la obra de poetas clásicos, que van desde El Arcipreste de Hita, hasta Machado, García Lorca, Neruda, Rosalía de Castro o Miguel Hernández, entre otros muchos. El encuentro con versos de estos autores, susceptibles de soportar la simetría, lleva a Pere Ruiz a la composición de unos poemas palindrómicos, bajo el mismo tema que los originales. Podemos decir que en general se trata de la versión palindrómica de estos poemas.

La segunda parte del Métrica simétrica no es más que la composición de unos poemas en los que el palíndromo, lejos de exhibirse, intenta pasar desapercibido. El autor confiesa que muchos de estos versos se gestaron con la intención de presentarlos a algún concurso de poesía al uso. El palindromista se ata las manos a la simetría y sin decir que compite en esa condición restrictiva, concursa en el mismo campo que otros autores y otros versos que no son palindrómicos. Objetivo cumplido desde el momento en que uno de estos poemas consigue una mención especial en un certamen poético de ámbito internacional. Si el jurado supo o no la característica especial de un poema que se puede leer de arriba hacia abajo y viceversa, no lo sabemos, pero ahí está.

Verso atado. Haiku, senryu y otras poéticas palindrómicas. El haiku es un poema breve, con tres versos de 5, 7 y 5 sílabas; es la expresión sencilla y concisa de un instante en que no pasa apenas nada, con la naturaleza, el paso del tiempo y las estaciones o las simples percepciones de los sentidos son temas muy recurrentes en este pequeño poema. De origen japonés, durante siglos ha estado ligado a la cultura y costumbres niponas, se trata por tanto de algo importado en occidente.
El palindromista  es muy osado al intentar añadir a la propia dificultad de la estructura métrica del haiku, la obligación de mantenerse o centrarse en unos temas y situaciones del todo lenes, en los que convive la sencillez con la melancolía o el instante sublime con el más profundo sentimiento del alma. Los haikus palindrómicos son apenas pequeñas píldoras de felicidad, de relajación y calma, cuyo único objetivo es entretener la hora de la siesta.

Estos libros se pueden adquirir en la Editorial Praxis, simplemente clicando en la imagen de cada uno de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario