domingo, 17 de junio de 2018

MUNDIAL DE PALÍNDROMOS


O ella logrará parar gol al Leo

¡Goles, goles y más goles!
¡Palíndromos y más palíndromos que goles!
Ya van llegando al Mundial de Rever decenas de palíndromos desde las más diversas geografías, estilos y gustos.
Messi falló un penalti en el partido donde se estrenaron Argentina e Islandia. Es posible que la causa fuese lo que premonitoriamente decía el palíndromo ganador del anterior Mundial:

He oído: no coge pelota Messi, ¿oís?, se mató. ¡Le pegó con odio, eh!


Movimiento Literario Palindrómico
REVER

sábado, 2 de junio de 2018

III Campeonato MUNDIAL DE PALÍNDROMOS. Bases del concurso

 


Querid@s amig@s palindromistas:

coincidiendo con la Copa Mundial de Fútbol de RUSIA 2018, REVER convoca el III CAMPEONATO MUNDIAL DE PALÍNDROMOS.
Es un campeonato abierto a tod@s l@s palindromistas que quieran participar y las bases son las siguientes:
1.     Los palíndromos admitidos serán de temática relacionada con la Copa Mundial de Fútbol RUSIA 2018. Selecciones, partidos, personajes, sedes, acontecimientos, etc.
2.     Serán en lengua castellana, de extensión entre 10 y 50 letras.
3.     Los palíndromos se enviarán al correo electrónico de REVERmovimientorever@gmail.com . Se publicarán en el blog de REVER, en principio de forma anónima, sin revelar el nombre de los autores, hasta dar a conocer el palíndromo campeón.
4.     Los propios concursantes serán quienes puntuarán los palíndromos del concurso. No podrán puntuar los suyos y con el resto lo harán de la siguiente manera: 5 puntos al mejor, 4 al siguiente, 3 al siguiente… y así sucesivamente hasta puntuar los 5 palíndromos que consideren mejores.
5.     Se establecen dos rondas de  puntuaciones y clasificación. En cada una de ellas el/la concursante podrá enviar un máximo de 5 palíndromos. Se clasificarán directamente para la segunda ronda los 10 palíndromos más votados en la primera.
Calendario:
  • 14 á 24 de junio: envío de palíndromos a concurso y publicación en el blog de REVER.
  • 25 á 28 de junio: votaciones entre los palíndromos de la primera ronda.
  • 1 de julio: publicación de los 10 palíndromos clasificados en la primera ronda.
  • 2 á 8 de julio: nuevo envío de palíndromos a concurso y publicación en el blog de REVER.
  • 9 á 12 de julio: votaciones entre los palíndromos de la segunda ronda.
·         15 de julio: tras la final del mundial de fútbol: publicación del palíndromo más votado y autor, en el blog de REVER.  PROCLAMACIÓN CAMPEÓN DEL MUNDIAL DE PALÍNDROMOS.
El campeón o campeona recibirá como trofeo la COPA MUNDIAL de reconocimiento palindrómico, además de múltiples felicitaciones por parte de los cientos de millones de palindromistas de todo el mundo.
Para los menos futboleros, os dejamos aquí algunos enlaces a webs con toda la información que podáis precisar para acopiar material palindrómico sobre el tema:

¡A PARTICIPAR!

miércoles, 25 de abril de 2018

10 perlas sobre la película ¡VIVA EL PALÍNDROMO!


¡VIVA EL PALINDROMO! de Tomás Lipgot. La película más original del festival y de varios festivales. Lipgot le pone swing a un tema aparentemente abstruso, pero definitorio del ocio humano y del deseo de jugar.
Eduardo Antín. Quintín
Crítico de cine

Esta película adorable propone la entrada a una cofradía de señoras y señores apasionados hasta niveles inconcebibles por encontrar la mejor frase reversible. Y lo hace con una gracia irresistible, con algún desdén hacia los anagramistas, con un segmento animado festivo y una canción que los perseguirá durante días.
Javier Porta Fouz
Director artístico del Bafici. Crítico de cine

Un film bello, bellísimo, como la eterna juventud y sonrisa de Sylvia Tichauer al piano y sus alegres agudos.
Fabrizio Inllire
Palindromista

La película me ha dejado con el asombro en llamas.
Raquel Ruiz
Cineasta argentina. TalismanFilms

¿De qué habla esta peli?  De neurociencia, de matemáticas, de física, de historia, de música, de religión, de arte, de amor, de pasión, de filosofía…
Hariel Marcilio
Palindromista

La singularidad de Viva el palíndromo no sólo alcanza los niveles de obsesión del cineasta, sino los correlatos con la genética y el ADN, la Neurociencia y claro está la Literatura. También con un cortometraje sumamente gracioso y creativo o la particularidad de cortar la película justo en la mitad del metraje para que sea simétrica. Imposible no terminar tarareando el leiv motiv de Viva el palíndromo, imposible no contagiarse con ese entusiasmo de todos aquellos apasionados por algo, a quienes no les importa la mirada ajena y tampoco les interesa encajar en un mundo donde jugar parece sólo cosa de niños y el ocio una pérdida de tiempo.
Crítico de cine

"Viva el palíndromo!" Recomendabilísimo documental que deja una sensación de felicidad inusitada.

Viva el palíndromo ofrece una mirada particular, desde dentro del conflicto que presenta, buscando algunas respuestas con la participación de lingüistas, científicos, profesionales, amateurs, a una obsesión que avanza en la vida de aquellos que se obsesionan con los palíndromos y pintando un fresco sobre la particularidad de los personajes entrevistados y sus mecanismos de creación y defensa.
Rolando Gallego
Crítico de cine

Con su vida uno hace lo que quiere y eso lo tienen bien claro los integrantes de la asociación de palindromistas, que festejan el día del palíndromo el 2 de julio, el día central de un año corriente de 365 días y hasta tienen una biblia del palíndromo. Este documental es interesante porque demuestra que las pasiones (sección del Bafici que integra) son necesarias para la humanidad y pese a quien le pese, escribir un palíndromo propio ejercita la mente tanto como un crucigrama o el ajedrez.
Gustavo Mendiola
Crítico de cine

Una historia que eleva a los palíndromos desde la ignorancia generalizada sobre su existencia, hasta la manifestación de su utilidad como estímulo de procesos cognitivos e intelectuales.
Pere Ruiz
Coordinador General del Club Palindromista Internacional

domingo, 22 de abril de 2018

¡VIVA EL PALÍNDROMO! Un film bello, bellísimo, como la eterna juventud y sonrisa de Sylvia Tichauer al piano y sus alegres agudos

Fabrizio Inllire
Palindromista


Al llegar al cine pregunté, y después de un par de veces de insistir me dijeron que era arriba, en el último piso. Con ánimo conspiracionista pensé: nos ponen lejos, nos tiran en un rincón cosa que nadie por error nos conozca... no vaya a ser que se enamoren de estos juegos de ida y vuelta.

Al fin en el quinto piso, el más alto, comenzó mi sorpresa: éramos bastantes, ¡bah! muchos.
Después las sorpresas no dejaron de llegar.
El documental de Tomás, perdón Tomás, el documental de todos nosotros, además de su exquisita belleza sonora y visual, nos invade, en un tiempo que se pasa rapidísimo, con todas las experiencias de los muchachos y muchachas, esos locos y locas felices palindromistas.
Un film bello, bellísimo, como la eterna juventud y sonrisa de Sylvia Tichauer al piano y sus alegres agudos.
Otra sorpresa ocurre en la mitad: pero mejor va a ser no contarla.
Insisto: ¡qué bueno que está!

Cuando terminó la función y me retiré pensé otra vez en todas esas malditas escaleras que bajar, y en la altura donde me encontraba y ahí, sí Tomás, justo ahí entendí el porqué nos habían dado este lugar. Ellos no eran malos... nos habían puesto acá porque el documental merecía lo más alto del podio.

Postdata 1: cuando de chiquitos salíamos de ver una peli de Karate Kid o de Kung Fu lo hacíamos tirando patadas, yo salí del cine jugando con las palabras y como bien dice Tomás "el dios palindromista me sacudió con su azar".

   


Posdata 2: que "VIVA EL PALINDROMO".

viernes, 20 de abril de 2018

Impresiones palindrómicas de la película más divertida que vi en los últimos tiempos


Raquel Ruiz
Cineasta argentina

Los palíndromos era una alegría que no conocía. O conocía poco y mal. A través de algunos cuentos de Cortázar –“Satarsa”, por ejemplo, del libro “Deshoras”, que está armado en base a un palíndromo: “Atar a la rata”. O “Lejana”, el cuento de Bestiario, donde su protagonista, Alina Reyes, pasa las horas haciendo palíndromos-.

Pero viendo la película ¡VIVA EL PALÍNDROMO! me sentí como un camello que acaba de descubrir agua en el desierto. Me dio felicidad confirmar que no he perdido un ápice de mi vocación lúdica, que sigo siendo en  esencia la niña que siempre me dio felicidad ser. Me sentí no sentada en una butaca, sino en medio de una fiesta, una tertulia de amigos –nombre derivado de Tertuliano, el Padre de la Iglesia que allá por el siglo segundo de la cristiandad gustaba de reunir a sus amigos para diletar a sus anchas-. Disfruté perderme en ese universo construido con una sensibilidad limpia y amorosa, estirar la mano y cuando creía iba a tocar una pared tocar una risa; dejarme llevar por las fuerzas misteriosas e innombrables que se mueven detrás de las palabras, por no decir, detrás de la vida. 

La película me ha dejado con el asombro en llamas.
Que viva el palíndromo!!!!

miércoles, 18 de abril de 2018

Reseña de ¡VIVA EL PALÍNDROMO! por HARIEL MARCILIO



Hace exactamente cinco años, aparecía en el blog de REVER una nota en la que un palindromista, director y productor de cine, nos hablaba efusivamente sobre una película de nombre Anina, * la cual acababa de ver en un festival de cine de Buenos Aires llamado  BAFICI.  Una hermosa cinta animada en la que los palíndromos jugaban un papel fundamental. 


Cinco años más tarde, el creador de aquella nota, Tomás Lipgot, estrena en este mismo festival ¡Viva el Palíndromo!” una película documental en la que los palíndromos no sólo juegan un papel fundamental, sino que son, a la vez, el juego, las reglas y el papel, el bueno, el villano, el personaje que pide ayuda, el héroe, la chica linda, la friki incomprendida, la reina de la noche, el clown, la música, las imágenes, principio, nudo, desenlace y también la moraleja. 



Tuve el gusto y el honor de asistir al estreno de “¡Viva el Palíndromo!
Haré una humilde reseña. 

La peli me generó muchas de las sensaciones que siente uno al escribir un palíndromo, me reí, me entusiasmé, me emocioné, sentí muchas ganas de compartirla, y por sobre todas las cosas, me sorprendí.

Para escribir palíndromos podemos estar minutos, horas, o días. Bien, pero... ¿Cómo hacer para que una película hable 99 minutos de estos cosos reversibles sin ser un bodrio? Realmente despierta curiosidad. El tema es que nuestros amigos espejados no aparecen espontáneamente en el mundo. Sino que son creados por otros personajes, unos humanos igual de inusuales y sorprendentes. Pero a la vez, y sin miedo a contradecirme, parece ser que aparte de ser creados por estos humanos, también aparecen espontáneamente en el mundo. En la simetría de los los paisajes, las plantas, los animales, en los boletos de colectivo, en la arquitectura, en las marcas comerciales, patentes de autos, en el ADN…. La cámara no se cansa. Y va por ahí, siempre llena de curiosidad. Se mueve por una montaña, por una escalera,  formando una fotografía que te hace pensar en detener un momento la película para poder ver la foto un rato más, y vuelve y se queda en la sonrisa más tierna y transparente que existe, la de una palindromista que querés ir a visitar ni bien termine la peli. La cámara te muestra un laberinto, un edificio, un palíndromo casual en la etiqueta de un frasco, un dibujo simétrico en el cielo, y un manojo de hombres realmente geniales cuya adultez no tiene nada que envidiarle a su niñez. De esos tipos, que no conocés, pero sabés que son tus amigos. 

¿De qué habla esta peli?  De neurociencia, de matemáticas, de física, de historia, de música, de religión, de arte, de amor, de pasión, de filosofía…Los palíndromos, tan restringidos, tan rígidos, de pronto son de un material noble y maleable hasta el infinito. 

Todo el film está minuciosamente musicalizado, pero la estrella es su canción homónima y leitmotiv ¡Viva el Palíndromo!” que viaja junto a Tomás a lo largo de toda la película. ¿Llegará la barrabrava de Boca a vociferar esta melodía alguna vez para dejar sin armas a la hinchada de River? No lo duden. ¡Que venga un anagramista ya y que cante a voz en cuello su canción de los anagramas! ¡Si es que existe! Bueno. ¿No existe? No importa. Que venga y cante con nosotros nuestro himno palindromista. Una verdadera canción de amor desinteresado y apasionado. Una canción que representa lo minuciosamente desopilante que puede ser el mundo de un palindromista. Fuera de broma, esta canción emociona. Desde la versión en la voz y el piano de su creadora hasta la versión en la que cantan los miembros del CPI, cuya producción y arreglos son alucinantes. Más las versiones bonus de los títulos.

También dentro del documental hay un corto animado genial. Y muchas cosas más, en serio. Pero no quiero hacer mucho más spoiler.

Para mí los palíndromos son magia sin truco detrás. No hace falta mirarlos poquito por miedo a que se rompa el hechizo. Una vez que el pali está hecho, está ahí, para siempre. Irrefutable, porque esa es su naturaleza, la simetría, una regla que va más allá de nosotros, y que existe antes que nosotros. Creo que el director logra mostrar eso, esa magia, que es apta para adultos. 

La película es un viaje, una celebración, un festival, una reunión, un brindis, una tertulia, y un poco de meditación.
Es contagiosa. Muestra lo excéntrico y poco usual de nuestra tarea de palindromistas sin soltarle la mano en ningún momento al que acaba de observar o escribir un palíndromo por primera vez. (Estoy seguro que más de un “casto palindrómico” tuvo su primera vez luego de ver esta peli.)

Y para nosotros, los amantes de la simetría, es un deleite, y, sin ganas de sonar solemne, una hermosa, hermosa bandera. 

Gracias Tomás, gracias CPI, y a todos los que participaron en la película. ¡Viva el palíndromo! 

Reseñó: 
Soy (o soñé ser)
 Hariel Marcilio



Buenos Aires 18/4/18

martes, 17 de abril de 2018

ESTRENO DE ¡VIVA EL PALÍNDROMO!

Ayer lunes 16 de abril se estrenó en Buenos Aires y en el marco del 20 Festival BAFICI, * fuera de competencia, el documental ¡VIVA EL PALÍNDROMO! producido por Tomás Lipgot * * y Javier Rueda, * y con un elenco de jugadores del lenguaje como protagonistas, que nos hacen, mediante los palíndromos, olvidarnos durante una hora y media de cualquier mundanal preocupación, pues nos transportan a un paraíso celestial donde las simetrías son hermosas píldoras de felicidad.

La acogida fue genial, la sonrisa en la cara de los espectadores se dibujó en la primera escena y se mantuvo hasta la escena final, en la que se quedó incrustada -esta vez en sus mentes- el tema musical que acompaña la cinta, obra del gran maestro Alfonso de Vilallonga. *

A pesar de tratarse de un lunes casi a las 11 de la noche, la sala de cine estuvo estupenda de público, de un público que tras la visión de la película participó en un debate ameno y divertido, que dio lugar a muy buenas críticas.

Hay tres proyecciones más previstas para esta semana, así que quien esté cerca o tenga ocasión no debe perderse la oportunidad de pasar un buen rato de cine disfrutando de una película hecha por una comunidad de palindromistas para el resto de la humanidad.


Funciones
16 de Abr. a las 22:45hs
Village Recoleta - Sala 5
19 de Abr. a las 20:00hs
Village Caballito - Sala 8

20 de Abr. a las 14:30hs
Village Caballito - Sala 8

22 de Abr. a las 15:00hs
Village Recoleta - Sala 2

Director

TOMÁS LIPGOT

(1978, Neuquén). Estudió Cine en la Universidad del Cine. Dirigió varios largometrajes, entre ellos Ricardo Becher, recta final (Bafici '10), Moacir (Bafici '11), Vergüenza y respeto (Bafici '15) y Moacir III (Bafici '17).
Ficha técnica
Contacto